LA RELIGIOSIDAD

                                                       

1Mujerf religiosa  No existe ningún tipo de sociedad en el mundo que haya prescindido del hecho religioso. También  se de la circunstancia de que las tres grandes religiones, el cristianismo, el judaísmo y el islam tienen varias cosas en común: comparten la fe en un Dios creador, omnipotente e infinitamente sabio y bueno.

Las ideologías religiosas son más exitosas que las ideologías seculares como  el nacionalismo, el socialismo, el comunismo, los animalistas, los ecologistas o el progresismo. Será por eso que algunas de esas ideologías, al no haber  democracia interna,  adoptan muchos aspectos comunes de las religiones  y, en algunos casos  como ocurre con los partidos comunistas,  se transforman en una especie de  secta.

Así como el ingreso en la secta supone asumir su identidad y renunciar a tu propia personalidad  a cambio de cobijo  y  protección, el ingreso en un partido comunista, supone que él piensa por ti y te da respuesta a todos tus interrogantes.

La universalización de la religiosidad, de la espiritualidad y  de todo lo que se refiere a la trascendencia  se debe a que tiene una base biológica, un componente genético, aunque  en el caso de las religiones también  sea muy importante el  componente cultural. El que  la religiosidad haya  quedado fijada en la carga genética nos hace pensar que será porque ha aportado ventajas en el proceso evolutivo.

En el aspecto individual esas ventajas  son evidentes. La religiosidad   da  sentido a la vida,  disminuye  el miedo a la muerte, atenúa el sufrimiento, suministra ilusiones que no delirios.  Proporciona sentimientos de armonía interior, fortaleza ante las adversidades e incluso se producen  recuperaciones más sólidas y rápidas en enfermedades e incluso en intervenciones quirúrgicas. Al producir  mayor compasión por el sufrimiento ajeno,  puede ser que la gente religiosa sea mejor.  Esto es tan así que no es raro encontrar personas que confunden religiosidad con moralidad.

En el aspecto colectivo incrementa la cohesión social, promueve la adaptación a la autoridad, Según  Darwin, al favorecer la supervivencia, las personas religiosas deberían dejar  más descendencia, pues esto es  la selección natural.

A pesar de los progresos de la biología y de la neurología y aunque  la ciencia va arrinconando a las religiones y  hay un progresivo abandono   de las prácticas religiosas, no hay signos  que esté próxima su definitiva desaparición como se pronosticó. Esto es así porque la tendencia del ser humano  a creer en dioses, en  agentes sobrenaturales o que  alguna parte de su mente, alma o espíritu vivirá después de su muerte, está tan arraigada que  es frecuente oír a los familiares de los difuntos decirles “donde quiera que estés…”

La mayor parte de la  gente es  “dualista” les resulta fácil concebir la separación de la mente y el cuerpo. La muerte sigue siendo  la fuente de donde beben todas las religiones,  por lo que éstas   no morirán  o al menos no lo harán hasta que se supere  el miedo a la muerte,  a la oscuridad  y a lo desconocido.

En una encuesta realizada en 1916 en los Estados Unidos entre los científicos, que son la gente más escéptica  que hay, los que creían en un dios personal con el que se puede establecer contacto y del que se esperan respuestas, eran el 42 %.  En 1996 había bajado solo al 39,3%, es decir, que casi no se había movido. En 1916 la máxima incredulidad  estaba entre los biólogos y en 1996  entre los físicos y astrónomos.

Enrique Gómez Gonzalvo  28/04/2020 Referencia 228

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s