PSICÓPATAS, VIOLADORES, ASESINOS EN SERIE

 

la manada El violador es en potencia un asesino  en serie  y muchos asesinos en serie comienzan siendo violadores.

El asesino en serie es  un arquetipo que aparece en todas civilizaciones y en todas las épocas. Se trata de niños que ya  a  los 6-10 años  se muestran exigentes con sus padres, con explosiones coléricas y ataques de rabia, siempre intentando salirse con la suya y no soportando que se les lleve la contraria. Se divierten arrancando  las alas a las moscas, matando o torturando  al gatito del vecino o pegando  a un niño más pequeño.  Comienzan pronto a  mentir, engañar y manipular.  Si son descubiertos no se ponen nerviosos,  tienden a negarlo todo y no experimentan ningún tipo de remordimiento. Un poco mayores, chantajean a sus padres, abusan de una niña,  pegan a la abuela para sacarle dinero y pueden  llegar a la violación y hasta  el asesinato.

Esta es la descripción del psicópata, aunque, naturalmente no todos ellos terminan siendo violadores en serie.

El violador es con frecuencia un psicópata. Es el llamado  trastorno de personalidad antisocial, que hace que quien lo padece es incapaz de empatizar con otros seres humanos y de sentir remordimientos. Suelen considerar al resto de las personas como si  fuesen objetos a los que utilizan para conseguir sus propios objetivos. Si hacen  algo en beneficio de alguien o de alguna causa aparentemente altruista es sólo por egoísmo, para su único y exclusivo beneficio.

A pesar de que la imagen más popular del asesino  en serie, como en  las películas de terror, la mayoría de ellos no lo son.

Todos  conoceremos  1 ó 2 psicópatas  a lo largo de nuestra vida y, aunque con frecuencia   pasan inadvertidos para la mayoría de la gente e incluso parecen personas encantadoras,  casi todos  ellos causan dolor en su entorno y suelen estar detrás  de muchos casos de acoso sexual, laboral,  de maltrato doméstico y de agresiones de todo tipo.

No son enfermos, conocen la ilegalidad de sus actos   y si llegan a la violación  lo hacen porque  el  poder que ejercen sobre un ser indefenso,  les produce placer y el acto de máximo poder es el asesinato.

Unos  neurólogos norteamericanos  han encontrado que el  área del cerebro relacionada con la sensación de recompensa o de placer es más activa en el caso de estos psicópatas.

La causa es desconocida. Su incidencia es el 1-2 % de la población y del 10-15 % entre los reclusos. Más frente en el varón en proporción 3 a 1.

Enrique Gómez Gonzalvo  19/07/2019 Referencia 406

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s